jueves, 17 de diciembre de 2015

Cuentos para Algernon: Año III, una antología imprescindible

Banda sonora de la reseña: Sugiero leer esta reseña escuchando Love Potion Number 9, de The Clovers (Spotify, YouTube).

Lo he dicho en muchas ocasiones, pero creo que nunca está de más volverlo a repetir: que exista una página como Cuentos para Algernon es un auténtico lujo para los aficionados a la literatura fantástica. La labor que, de forma completamente altruista, lleva a cabo Marcheto seleccionando, traduciendo y dando a conocer el trabajo de algunos de los autores más interesantes de la ficción breve de ciencia ficción, fantasía y terror es, simplemente, insustituible. 

Y buena prueba de ello son las trece historias (y un ensayo) que se recogen en Cuentos para Algernon: Año III, tercera de las ya tradicionales recopilaciones anuales del blog. Una nueva muestra del buen hacer de Marcheto en la traducción de historias de muy diversos estilos y géneros, pero, sobre todo, de su excelente gusto para escoger pequeñas joyas que, de otra forma, podrían no llegar nunca a ser conocidas por los lectores en lengua castellana. 

No me quiero extender demasiado comentando cada relato por separado, porque pienso que lo mejor es que, si no lo habéis hecho ya, vayáis directamente a descargar esta antología gratuita y le deis prioridad entre vuestras lecturas. Pero lo que sí quiero hacer es destacar algunos de los cuentos que más me han gustado y resaltar que las historias incluidas en el libro vuelven a combinar obras de algunos de mis autores favoritos (Alastair Reynolds, Tim Pratt, Charles Yu, Benjanun Sriduangkaew) con otros de los que he leído más bien poco o, directamente, ni siquiera conocía (Dan Chaon, James Alan Gardner o Jeff Noon, por ejemplo).

En ese sentido, y esto hay que apuntárselo como virtud extra a Marcheto puesto que no soy yo lector al que le resulte fácil salir de su zona de confort, una de las cosas que más me ha gustado es tener la oportunidad de acercarme a relatos a los que nunca me habría llegado por mí mismo. Así, me he visto, por ejemplo, gratamente sorprendido por la crudeza y el realismo de "Las abejas", de Dan Chaon, y por "La llave del gabinete de la noche", de Jeff Noon, relato deliciosamente borgiano, como bien se apunta en su introducción. Ha sido mi primer contacto con estos dos autores y sólo puedo decir que me ha dejado con ganas de mucho más (afortunadamente, la propia Marcheto ha traducido otros dos relatos de Chaon y Noon, así que ya sé por dónde continuar). 

Sin embargo, y dejando claro que el nivel medio es elevadísimo, si sólo tuviera que quedarme con dos relatos, mis favoritos serían, sin duda, "El hornillo eslovo", de Avram Davidson, y "Tres vistas sobre la existencia de culebras en el torrente sanguíneo", de James Alan Gardner. El primero por ser una deliciosa muestra de la más entrañable ciencia ficción clásica, con personajes sencillos pero adorables y porque la sonrisa con que se lee se mantiene al recordarlo tiempo después. El segundo, no sólo por ser una ucronía perfectamente construida, sino también por, como toda la buena ficción especulativa, ayudarnos a ver con más claridad ciertos temas espinosos (como el racismo o el fanatismo religioso) gracias a hacernos alejarnos de ellos y distorsionar un poco la lente con la que los observamos. 

Si a todo esto le unimos que en esta antología nos podemos encontrar por primera vez en castellano con mi adorada Marla Mason a través de "Aciago encuentro en Ulthar", de Tim Pratt, o con relatos que ya estaban entre mis favoritos de los últimos tiempos, como "El Emporio de las Maravillas de Alastair Baffle", de Mike Resnick, la conclusión, como ya anuncio en el título de esta reseña, es que Cuentos para Algernon: Año III es una antología totalmente imprescindible. Descargadla, leedla, disfrutadla y luego rezad, cruzad los dedos o lo que sea para que Marcheto siga mucho, mucho tiempo regalándonos tesoros como los que lleva ya más de tres años ofreciéndonos.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada