viernes, 29 de abril de 2016

Novedad: Hex, de Thomas Olde Heuvelt

Esta semana se ha puesto a la venta Hex, de Thomas Olde Heuvelt. Ésta es su sinopsis:
Whoever is born here, is doomed to stay until death. Whoever comes to stay, never leaves. 
Welcome to Black Spring, the seemingly picturesque Hudson Valley town haunted by the Black Rock Witch, a seventeenth-century woman whose eyes and mouth are sewn shut. Blind and silenced, she walks the streets and enters homes at will. She stands next to children's beds for nights on end. So accustomed to her have the townsfolk become that they often forget she's there. Or what a threat she poses. Because if the stitches are ever cut open, the story goes, the whole town will die. 
The curse must not be allowed to spread. The elders of Black Spring have used high-tech surveillance to quarantine the town. Frustrated with being kept in lockdown, the town's teenagers decide to break the strict regulations and go viral with the haunting. But, in so doing, they send the town spiraling into a dark nightmare.

jueves, 28 de abril de 2016

War Factory, de Neal Asher

Banda sonora de la reseña: Sugiero leer esta reseña escuchando Ultramotion, de Annihilator (Spotify, YouTube). 

Dark Intelligence, la primera entrega de la trilogía Transformation trilogy, fue uno de mis libros favoritos del año pasado y, de hecho, una de las mejores novelas de Space Opera que he leído en mi vida. Así que os podéis imaginar las ganas con las que esperaba War Factory y lo altas que estaban mis expectativas, algo que a veces puede resultar perjudicial. Después de leer (y disfrutar plenamente) la novela, me alegra poder decir que es incluso mejor que el primer volumen.

Esta nueva novela tiene todos los elementos que me fascinaron en Dark Intelligence, pero ampliados y mejorados: más escenas de acción, batallas más espectaculares, mejor caracterización, enfoque más amplio... Asher ha llevado a cabo un trabajo admirable con War Factory, porque la trama sigue siendo tan compleja e intrigante como en el primer libro de la serie, pero ahora es mucho más fácil de seguir. No sólo la prosa fluye mucho mejor, sino que el autor introduce sutilmente pistas aquí y allá que hacen que los frecuentes cambios de escena ya no sean tan abruptos y resulten más sencillos de leer. El uso de flashbacks, que proporcionan información muy importante sobre la guerra entre los humanos y los Prador y sobre los orígenes de Penny Royal y otros personajes, están perfectamente medidos y dan al lector una perspectiva global en la que todas las piezas encajan con suavidad.

También me ha gustado mucho cómo el tema de las transformaciones, que ya era central en Dark Intelligence, sigue siendo uno de los elementos fundamentales en War Factory, pero con un interesante giro filosófico. Mientras que en la novela anterior presenciábamos los cambios físicos que experimentaban los protagonistas, aquí las alteraciones tienen una naturaleza más íntima y psicológica. Muchos de los personajes comienzan a sospechar que Penny Royal no sólo ha cambiado sus apariencias externas, sino también sus mentes. Especialmente interesantes son los casos de Trent Sobel y Sverl que, muy merecidamente, tienen un papel más importante en esta novela. 

La única pega que le pongo a War Factory tiene que ver con el hecho de que en algunas partes, sobre todo al final del libro, se nota mucho que se trata sólo del segundo libro de una trilogía. El ritmo de los primeros capítulos es muy vivo, pero al llegar a la mitad las cosas se ralentizan un poco y hay algunas subtramas que reciben mucha atención sin que parezca que sean realmente tan importantes (al menos, por el momento). Además, hay cierto conflicto que pensaba que se iba a desencadenar rápidamente y que no llega a ninguna conclusión definida. Como he mencionado, sólo es la segunda entrega de la serie, con lo que la resolución seguramente se ha pospuesto y tendremos que esperar para ver cómo acaban finalmente convergiendo todas las tramas.

A pesar de estos problemas menores, War Factory es el mejor libro de ciencia ficción que he leído este año y Transformation ya es una de mis series de Space Opera preferidas. ¿Necesito decir algo más? ¡Corred a leerla!

War Factory, by Neal Asher


(Disclaimer: English is my second language, so I want to apologize in advance for there may be mistakes in the text below. If you find any, please let me know so that I can correct it. I'd really appreciate it. Thanks.)

Review Soundtrack: I suggest reading this review while listening to Ultramotion, by Annihilator (Spotify, YouTube). 

Dark Intelligence, the first instalment of the Transformation trilogy, was one of my favourite books last year and, in fact, one of the best Space Opera novels I've ever read. Thus, you can easily imagine that I was eagerly awaiting for War Factory and that my expectations were really high, something that sometimes can be a little bit dangerous. After reading (and thoroughly enjoying) the novel, I'm glad to say that it even better the previous one. 

This new novel has all the things I loved in Dark Intelligence, but extended and improved: more action scenes and more spectacular battles, deeper characterization, wider focus... Asher has done a tremendous work with War Factory, for the plot is still as complex and engaging as in the first novel of the series, but it is much easier to follow. Not only does the prose flow a lot better, but the author subtly introduces hints here and there that makes the frequent changes of scene less abrupt and simpler to read. The use of the flashbacks, that provide a very important background on the Prador-Polity War and on the origins of Penny Royal and other characters, is perfectly timed and gives the reader an overall perspective where all the pieces fit in a very smooth way.    

I also liked how the theme of the transformation, which was central to Dark Intelligence, is still one of the most prominent topics in War Factory, but now with an interesting, philosophical twist. Where in the previous novel we witnessed the many physical changes that the characters experienced, here the alterations have a more intimate and psychological nature. Many of the main protagonists begin to suspect that Penny Royal have not only changed their external appearance, but also their minds. Especially interesting are the cases of Trent Sobel and Sverl who, well-deservedly, have a bigger role in this novel. 

My only concern with War Factory has to do with the fact that in some parts, especially in the final part of the book, it shows that this is just the second book in a trilogy. While the pace is very vivid in the first chapters, after the middle of the novel everything slows down a bit and there are some subplots that get a lot of attention although they seem to be not that important (at least, at the moment). Also, there is certain conflict that I expected to escalate rapidly but that has not reached a clear conclusion yet. As I mentioned, this is just the second instalment of the series, with the resolution most certainly postponed until the third book so we only have to wait and see how everything fits together. 

All in all, and despite these minor problems, War Factory is the best science fiction book I've read this year and the Transformation trilogy is already among my favourite Space Opera series ever. Do I need to say more? Just go and read it!

miércoles, 27 de abril de 2016

Finalistas del Premio Arthur C. Clarke 2016

Esta tarde se han anunciado las novelas finalistas del Premio Arthur C. Clarke de este año. Son las siguientes:

  • The Long Way to a Small Angry Planet, Becky Chambers (Hodder & Stoughton) 
  • Europe at Midnight, Dave Hutchinson (Solaris) 
  • The Book of Phoenix, Nnedi Okorafor (Hodder & Stoughton) 
  • Arcadia, Iain Pears (Faber & Faber) 
  • Way Down Dark, J.P. Smythe (Hodder & Stoughton) 
  • Children of Time, Adrian Tchaikovsky (Tor) 

Novedad: Sleeping Giants, de Sylvain Neuvel

Ya está a la venta Sleeping Giants, de Sylvain Neuvel, que reseñé y recomendé hace unos días en este mismo blog. Ésta es su sinopsis:

A page-turning debut in the tradition of Michael Crichton, "World War Z, "and" The Martian, " "Sleeping Giants" is a thriller fueled by an earthshaking mystery and a fight to control a gargantuan power. 
A girl named Rose is riding her new bike near her home in Deadwood, South Dakota, when she falls through the earth. She wakes up at the bottom of a square hole, its walls glowing with intricate carvings. But the firemen who come to save her peer down upon something even stranger: a little girl in the palm of a giant metal hand. 
Seventeen years later, the mystery of the bizarre artifact remains unsolved its origins, architects, and purpose unknown. Its carbon dating defies belief; military reports are redacted; theories are floated, then rejected.
But some can never stop searching for answers. 
Rose Franklin is now a highly trained physicist leading a top secret team to crack the hand s code. And along with her colleagues, she is being interviewed by a nameless interrogator whose power and purview are as enigmatic as the provenance of the relic. What s clear is that Rose and her compatriots are on the edge of unraveling history s most perplexing discovery and figuring out what it portends for humanity. But once the pieces of the puzzle are in place, will the result prove to be an instrument of lasting peace or a weapon of mass destruction?

martes, 26 de abril de 2016

Sobre Hugos, Puppies y Pequeños Ponies

Por lo que he visto en diversas redes sociales, la reacción más común a las nominaciones a los Premios Hugo 2016 que se han anunciado hace unas pocas horas es un "¿¿¿¿Cómo que My Little Pony????". Y es que en la categoría de Mejor Presentación Dramática - Forma Corta (episodios de televisión, para entendernos, aunque también pueden caber otras cosas) hay una línea que destaca cual arcoíris tras tormenta veraniega: My Little Pony, Friendship is Magic: The Cutie Map (Part 1 & 2).

Como he dicho en varios sitios, no es quizá lo peor de toda esta lista (me parece aún más grave que se hayan "colado" cosas como SJWs Always Lie, por ejemplo) pero sí que es, tristemente, muy significativo y representativo de toda la polémica que se ha generado en torno a los Premios Hugo de unos años para acá. Porque aunque pueda parecer que la aparición de una serie infantil entre los candidatos al galardón es un error o de una broma pueril, lo cierto es que es, una vez más, un movimiento concertado y organizado por parte de los autodenominados Sad Puppies y Rabid Puppies (capitaneados, cómo no, por Vox Day, a quien, si no conocéis, os invito a descubrir en su faceta política y literaria; eso sí, aviso que no es plato de gusto en ninguno de los dos aspectos).  

Y es que el hecho de que esos episodios en concreto de My Little Pony hayan sido nominados a los Premios Hugo por iniciativa de los Sad/Rabid Puppies es una muestra más de que no se enteran de qué va la lucha por la igualdad. Además de que también evidencia que carecen de la más mínima capacidad de interpretar incluso la metáfora más sencilla (eso, por otro lado, también explica mucho sobre sus gustos en lo literario, por cierto).

Los episodios en cuestión parece ser que tratan (no los he visto, pero he leído el resumen del argumento y, sobre todo, los comentarios de los propios Sad Puppies y este absolutamente alucinante "análisis" sobre el "mensaje" de The Cutie Map) sobre una distopía en la que los ponies son forzados a renunciar a sus marcas distintivas ("cutie marks", unos dibujitos que tienen todos y son distintos en cada caso) para conseguir la "igualdad" (de hecho, las marcas son reemplazadas por el símbolo matemático de igualdad, como podéis ver en la imagen de la izquierda). Ante esto, los protagonistas de la serie se rebelan y reclaman su identidad propia y personal frente a esa "igualdad" impuesta de forma artificial. 

Pues bien, algún iluminado (o unos cuantos, más bien) de los Sad/Rabid Puppies ha interpretado que esto es una metáfora de las reivindicaciones por la igualdad de las mujeres, de los negros, de los homosexuales...  Y por eso han decidido nominar esos episodios en bloque, para que los "Social Justice Warriors" (sic) sepan lo que es bueno.

Lo que yo me pregunto es... ¿en serio no se dan cuenta de que precisamente lo que se reclama cuando se habla de igualdad es justamente lo contrario de la uniformidad? Lo que se reclama es diversidad, variedad y representación de todas las razas, géneros, ideologías, orientaciones sexuales, edades, creencias, nacionalidades, culturas... pero ¡nunca uniformidad! ¡Todo lo contrario!

¿Acaso oyen "igualdad de derechos" e interpretan "igualdad de mentalidades"? ¿No es, más bien, esa uniformidad lo que ellos quieren y buscan? Uniformidad en la que todo el mundo sea igual a ellos, claro, que lo demás es confuso y da miedito.

De verdad, se me hace muy, muy difícil entender esta forma de pensar (por llamarla de algún modo). Y lo peor no es que afecte a unos premios literarios como pueden ser los Hugo (cosa que a mí, personalmente, ya me molesta bastante pero que se puede quedar en anécdota), sino que, por desgracia, es una mentalidad que afecta a la sociedad en muchísimos aspectos y causa injusticias y sufrimiento a mucha gente. Qué tragedia que no sepan (o no quieran) entender un mensaje tan, tan sencillo que incluso los niños que ven My Little Pony son capaces de comprender perfectamente. 

(Nota: Había publicado inicialmente esta reflexión en mi muro de Facebook, pero me ha parecido que podría ser interesante recuperarla y extenderla un poco aquí, para que tenga un poco más de permanencia)

Nominados a los Premios Hugo 2016

Hace unos pocos minutos que se han anunciado los nominados a los Premios Hugo 2016. Son los
siguientes:

Mejor novela

  • Ancillary Mercy, Ann Leckie
  • The Cinder Spires: The Aeronaut's Windlass, Jim Butcher
  • The Fifth Season, N.K. Jemisin
  • Seveneves: A Novel, Neal Stephenson
  • Uprooted, Naomi Novik


Mejor novela corta

  • Binti, Nnedi Okorafor
  • The Builders, Daniel Polansky
  • Penric's Demon, Lois McMaster Bujold
  • Perfect State, Brandon Sanderson
  • Slow Bullets, Alastair Reynolds


Mejor relato

  • And You Shall Know Her by the Trail of Dead, Brooke Bolander
  • Flashpoint: Titan, CHEAH Kai Wai
  • Folding Beijing, Hao Jingfang (traducido por Ken Liu)
  • Obits, Stephen King
  • What Price Humanity?, David VanDyke


Mejor relato corto

  • Asymmetrical Warfare, S.R. Algernon
  • The Commuter, Thomas A. Mays
  •  If You Were and Award, My Love, Juan Tabo & S. Harris
  • Seven Kill Tiger, Charles Shao
  • Space Raptor Butt Invasion, Chuck Tingle

Mejor obra relacionada
  • Between Light and Shadow: An Exploration of the Fiction of Gene Wolfe, 1951 to 1986, Marc Aramini
  • The First Draft of My Appendix N Book, Jeffro Johnson
  • Safe Space as Rape Room, Daniel Eness
  • SJWs Always Lie: Taking Down the Thought Police, Vox Day
  • The Story of Moira Greyland, Moira Greyland


Mejor historia gráfica

  • The Divine, Boaz Lavie, Asaf Hanuka & Tomer Hanuka
  • Erin Dies Alone, Grey Carter & Cory Rydell
  • Full Frontal Nerdity, Aaron Williams
  • Invisible Republic Vol. 1, Corrina Bechko & Gabriel Hardman
  • The Sandman: Overture, Neil Gaiman & J.H. Williams III


Mejor obra dramática, forma larga

  • Avengers: Age of Ultron
  • Ex Machina
  • Mad Max: Fury Road
  • The Martian
  • Star Wars: The Force Awakens


Mejor obra dramática, forma corta

  • Doctor Who: Heaven Sent
  • Grimm: Headache
  • Jessica Jones: AKA Smile
  • My Little Pony, Friendship is Magic: The Cutie Map
  • Supernatural: Just My Imagination


Mejor editor, forma corta

  • John Joseph Adams
  • Neil Clarke
  • Ellen Datlow
  • Jerry Pournelle
  • Sheila Williams


Mejor editor, forma larga

  • Vox Day
  • Sheila E. Gilbert
  • Liz Gorinsky
  • Jim Minz
  • Toni Weisskopf


Mejor artista profesional

  • Lars Braad Andersen
  • Larry Elmore
  • Abigail Larson
  • Michal Karcz
  • Larry Rostant


Mejor semiprozine
  • Beneath Ceaseless Skies
  • Daily Science Fiction
  • Sci Phi Journal
  • Strange Horizons
  • Uncanny Magazine


Mejor fanzine

  • Black Gate
  • Castalia House Blog
  • File 770
  • Superversive SF
  • Tangent Online


Mejor escritor aficionado

  • Douglas Ernst
  • Mike Glyer
  • Morgan Holmes
  • Jeffro Johnson
  • Shamus Young


Mejor artista aficionado

  • Matthew Callahan
  • disse86
  • Kukuruyo
  • Christian Quinot
  • Steve Stiles


Mejor fancast

  • 8-4 Play
  • Cane and Rinse
  • HelloGreedo
  • The Rageaholic
  • Tales to Terrify


Premio John W. Campbell Award al mejor escritor novel

  • Pierce Brown
  • Sebastian de Castell
  • Brian Niemeier
  • Andy Weir
  • Alyssa Wong