jueves, 4 de febrero de 2016

Can & Can'takerous, de Harlan Ellison


Banda sonora de la reseña: Sugiero leer esta reseña escuchando Sarsaparilla, de Unkle Ho (Spotify).

Cuando era un niño, me encantaba leer las antologías de los Premios Hugo de Isaac Asimov y recuerdo encontrar en ellas montones de historias escritas por Harlan Ellison. Títulos como "¡Arrepiéntete, Arlequín!, dijo el señor Tic-tac", "No tengo boca y debo gritar" o "A la deriva frente a los islotes de Langerhans: Latitud 38º 54' N, Longitud 77º00'13'' O" simplemente hacían que se me salieran los ojos de las órbitas, aunque debo confesar que no siempre entendía muy bien los contenidos de los relatos. También tengo muy buenos recuerdos de Visiones peligrosas, que recuerdo haber llevado conmigo a través del Océano en una viaje para visitar a mi familia de México cuando tenía 13 años (aunque, de nuevo, muchos de los relatos resultaban demasiado complejos o sutiles para mí en aquel momento).

Curiosamente, en los más de 20 años siguientes, con la excepción de una o dos historias leídas aquí o allá, no tuve ningún otro contacto con la obra de Harlan Ellison, algo que, siendo un fan confeso de la CF, me da un poco de vergüenza. De hecho, el año pasado compré The Top of the Volcano como parte del Subterranean Press Humble Bundle y he tenido la intención de leerlo desde hace ya algún tiempo. Sin embargo, tuve la oportunidad de hacerme con una copia para reseña de Can & Can'takerous, la más reciente colección de relatos de Ellison, y decidí darle una oportunidad en su lugar. Creo que no fue una idea demasiado acertada.

No me malinterpretéis. No digo que Can & Can'takerous sea, en modo alguno, un mal libro. Pero puede que no sea el mejor sitio para empezar si no estáis familiarizados con la obra de Harlan Ellison. Las historias incluidas en el libro son las más recientemente escritas y publicadas por el autor (la más antigua es de 1999) y muchas de ellas están relacionadas con otras anteriores, como por ejemplos es el caso de "Never Send to Know for Whom the Lettuce Wilts" o "From A to Z, in the Sarsaparilla Alphabet". Es más, los apéndices incluyen varias reproducciones de los originales mecanografiados (en algunos casos con notas a mano) de ciertos relatos. Todo esto, probablemente, será especialmente apreciado por los fans más acérrimos de Ellison.

Para mi gusto, sin embargo, muchas de las historias son buenas o aceptables, pero no excelentes. Algunas, de hecho, me resultaron demasiado extrañas, demasiado peregrinas o demasiado paródicas (como es el caso de "The Toad Prince, or, Sex Queen of the Martian Pleasure-Domes", la obra más larga del libro, que fui incapaz de terminar de leer). Sí que me gustó "How Interesting: A Tiny Man", posiblemente el mejor relato de la colección (de hecho, ganó el Premio Hugo) y los interludios cortos en el que el autor relata la experiencia de su ataque al corazón como si fuera un cuento más. Y, por supuesto, debo decir que la edición es muy bonita y que el material extra (los originales de los que hablaba arriba) es muy interesante desde un punto de vista histórico.

Pero sopesándolo todo, creo que Can & Can'takerous es un libro que será sobre todo disfrutado por aquellos ya familiarizados con la obra de Harlan Ellison. Para el resto de lectores, entre los que me incluyo, podría ser mejor idea comenzar con The Top of the Volcano y luego revisitar esta otra colección.

(You can also read this review in English/También puedes leer esta reseña en inglés)         

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada