miércoles, 7 de noviembre de 2012

Charlando sobre Las Furias de Alera de Jim Butcher con Miquel Codony

Recientemente he tenido el placer de leer Las furias de Alera de Jim Butcher. El disfrute ha sido aún mayor porque mi buen amigo (y gran blogger y podcaster) Miquel Codony lo leyó de forma simultánea y pudimos intercambiar comentarios, teorías e impresiones durante toda la lectura. Dado que mañana se pone a la venta este título en la colección Literatura Fantástica de RBA, se nos ha ocurrido una forma un poco diferente de compartir nuestras sensaciones sobre el libro de Jim Butcher. En lugar de hacer una reseña al uso, le haré unas cuantas preguntas a Miquel en este blog y él, a su vez, hará lo propio conmigo en el suyo. Esperamos que os gusten nuestros diálogos y la fantástica novela que es Las furias de Alera (también os puede interesar la entrevista con Jim Butcher que ha sido publicada esta semana en el blog de Literatura Fantástica).

Sin más, os dejo con las respuestas de Miquel:

Odo
: ¿Cómo clasificarías Las furias de Alera de Jim Butcher?
 
Miquel Codony: Como novela costumbrista.

No, es broma. Yo lo veo como fantasía épica en un mundo secundario aunque, como suele suceder, cualquier etiqueta es imprecisa por reduccionista. En este caso le veo algún matiz pero el más importante es el de
"bildungsroman" o novela de aprendizaje a través de la evolución de Tavi, cuya historia sospecho que vertebrará la trayectoria de toda la saga. Eso también le da un fuerte carácter de novela juvenil aunque la perspectiva de otros personajes (habría que aclarar que es un libro que alterna entre puntos de vista) desmiente un poco lo que acabo de decir. Como tantos otros libros de este tipo es un tipo de fantasía puramente escapista, onanismo para la imaginación con poca intención (aunque algo hay) más allá del placer de la pura aventura y la exaltación. No lo digo como crítica negativa, me parece un libro honesto que alcanza un éxito rotundo en sus objetivos.
 
Odo: ¿Qué es lo que más te ha gustado de este libro?

MC
: Esa sensación chispeante al abrir el libro por primera vez.

No, también es broma (como estoy hoy...). La verdad es que el libro está repleto de cosas que me han gustado muchísimo, a todos los niveles. Me gusta c
ómo teje las diversas tramas, cómo administra (sin la avaricia de George RR Martin, por ejemplo) los puntos de vista de los personajes, cómo siembra pistas y sobreentendidos, la mayoría de los personajes... Me gustan también aspectos más cosméticos, más relacionados con los efectos especiales de la historia, como la magia basada en furias a pesar de cierto grado de confusión en cuanto a sus límites y posibilidades. Me parece muy sugerente la idea de que (y no voy a entrar mucho en esto por no destripar detalles del argumento a sus futuros lectores) TODO el mundo tenga un grado mayor o menor de magia. Eso me ha recordado un poco el uso de los Daemons en la saga de la Materia Oscura de Philip Pullman y luego alguien me ha comentado que el Elantris de Brandon Sanderson propone una idea similar. He disfrutado muchísimo con el arco argumental de Tavi, que aunque me ha recordado algunos referentes que no pienso mencionar, me ha parecido mucho mejor ejecutado. Tavi es un personaje con el que es muy fácil empatizar. Hay muchos otros personajes, algunos de ellos fundamentales a pesar de tener muy poco tiempo en escena, a los que Jim Butcher consigue dotar de complejidad y carisma con cuatro trazos y eso es algo que me ha impresionado. También me ha gustado mucho el tono de anime de la acción y, sobretodo, de los contrincantes de los protagonistas, por más que dicho tono puede ser una proyección mía más que algo deliberado en el texto.

Luego está la ambientación, el mundo que propone. Eso me ha gustado pero no me parece destacable ni especialmente original en su concepción. Un escenario correcto.

Odo: ¿Qué es lo que menos te ha gustado?

MC: Responder a esto es más difícil porque no hay nada que me haya desagradado activamente. Seguramente lo que menos me ha convencido sea el tratamiento inicial, cotidiano hasta el aburrimiento, de algunos personajes como Isana, la tía de Tavi, aunque a medida que la trama se complica la situación mejora. También está esa sensación de haber visto antes algunos de los elementos de la historia, pero eso es una ilusión provocada por haber leído el libro ocho años después de su publicación en inglés; si te pones a comparar fechas resulta que Las Furias de Alera es anterior a algunos de los referentes que evoca, como la saga de Nacidos en la Bruma de Brandon Sanderson o la serie de animación de Avatar: The Last Airbender.

Odo: Sé que eres lector y fan de la serie de Harry Dresden de Jim Butcher. ¿Qué semejanzas y qué diferencias ves entre esa serie y Las furias de Alera?

MC: Pues la verdad: semejanzas ninguna. Tengo la sensación de que Jim Butcher se esforzó por hacer algo totalmente alejado de lo que está haciendo con las (fantásticas, por otra parte) aventuras del mago Dresden. De hecho, algo en esa línea puede deducirse en la entrevista que le pude hacer para Literatura Fantástica RBA. Donde los libros de Dresden siguen la vida de un único personaje que la explica en primera persona, ambientada en un Chicago contemporáneo en el que la magia es real, Las furias de Alera (es de suponer que también el resto de la serie) está situada en un mundo secundario vagamente inspirado en el Imperio Romano y está narrada en tercera persona con capítulos dedicados al punto de vista de diferentes personajes. Mi impresión es que Codex Alera es un libro más imaginativo y más ambicioso, que transmite en mayor medida la sensación de que el escritor debe haber disfrutado enormemente escribiéndolo, en parte simplemente por el placer de estar haciendo algo diferente.

Odo: ¿A quién recomendarías leer Las furias de Alera?

A cualquier aficionado a la fantasía, en realidad. Veamos, está claro que esto es fantasía comercial, en el sentido de que no intenta hacer avanzar los límites del género explorando nuevos territorios, utiliza un planteamiento narrativo convencional (o "clásico", que es un término menos cargado) y está lleno de elementos que muchos lectores habrán leído o visto en otras ocasiones (aunque insisto en que una comparación de fechas con esos referentes puede dar más de una sorpresa). Sin embargo
Butcher es un narrador nato que te atrapa desde el primer capítulo y no te suelta ni siquiera al terminar el libro. Lo cierto es que me ha sorprendido no haber oído hablar más de estos libros, y no me refiero ya a España (cosa que por otra parte sería normal, acaban de aparecer o están a punto de hacerlo) sino al mundo anglosajón, del que suelo estar más pendiente. A mi me ha sorprendido mucho y muy positivamente. Cualquier lector que disfrute con los libros de fantasía de George RR Martin, Brandon Sanderson o Joe Abercrombie debería obtener un placer enorme de esta novela y de verdad que no puedo recomendarla suficiente. Luego, claro, los admiradores de la saga de Harry Dresden tampoco deberían perdérsela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada