lunes, 15 de septiembre de 2014

Acceptance, de Jeff VanderMeer


Banda sonora de la reseña: Sugiero leer esta reseña escuchando Changes de David Bowie (Spotify, Youtube). 

Cambio. Paradójicamente, la única constante en toda la trilogía The Southern Reach es el cambio. El Área X es, de hecho, la perfecta metáfora para el cambio traumático. Inesperada, incomprensible, imparable. Te transforma, a ti y a tu vida, lo quieras o no. No le importa en absoluto. Puedes negarlo todo lo que quieras. Puedes intentar luchar contra ello. O incluso negociar. Pero después de que te hayas dado cuenta de que no hay nada que puedas hacer, después de que pienses que todo está perdido y comiences a sentirte desesperado, sólo hay una salida: la aceptación.

Siendo el cambio el principal tema de Annihilation, Authority y, especialmente, de Acceptance, lo único apropiado es que el autor cambie, una vez más, su voz y su estilo en esta novela. En este libro, encontraréis los narradores en primera y tercera persona de las dos primeras entregas, pero también otros narradores nuevos, incluyendo uno en segunda persona. También encontraréis flashbacks, digresiones, sorpresas, monstruos e, incluso, alguna respuesta a las grandes preguntas planteadas por el Área X.

No esperéis, sin embargo, que se explique todo claramente y con pelos y señales. Si habéis llegado a este punto de la trilogía ya sabréis que la cosa no va de eso. Pero incluso aunque Acceptance no se contenta con dar respuestas fáciles, sí que proporciona un (bastante satisfactorio) cierre, al menos desde mi interpretación del cambio como la principal idea que a VanderMeer le interesa explorar. Puede ser un cliché decir que el tercer libro de una trilogía es la síntesis hegeliana de los anteriores, pero pienso que, tanto temática como estilísticamente, es indudablemente cierto en este caso.

Esto también significa que los lectores que hayan tenido problemas (como fue mi caso) con el cambio de enfoque y ritmo de Authority encontrarán algunas partes de Acceptance no completamente de su gusto. Personalmente, disfruté más que con Authority, pero no puedo evitar sentir que la novela no llega a las expectativas creadas por Annihilation.

Pese a ello, recomiendo leer Acceptance aunque sólo se para apreciar cómo VanderMeer consigue, de nuevo, producir una novela que es diferente de las otras de la trilogía, pero que a la vez está inextricablemente ligada a ellas en múltiples formas. Y también, por supuesto, porque éste es uno de los libros de los que más se va a hablar en los próximos meses (o años). Pero eso ya lo sabíais, ¿verdad?

(You can also read this review in English/También puedes leer esta reseña en inglés)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada