viernes, 21 de octubre de 2016

Revenger, de Alastair Reynolds

Banda sonora de la reseña: Sugiero leer esta reseña escuchando Pirate Song, de Running Wild (Spotify, YouTube). 

Tras la pequeña gran decepción que supuso Blue Remembered Earth, me había mantenido alejado de las nuevas novelas de Alastair Reynolds esperando a que terminara esa trilogía y publicara algo situado en un universo distinto. Pues bien, la espera ha merecido la pena porque el cambio de aires que supone Revenger le ha venido muy bien al autor británico.

La acción del libro se sitúa en un universo de lo más atractivo. Muchos años en el futuro, la galaxia está plagada de burbujas que guardan artefactos alienígenas y tesoros de distintos tipos. Por supuesto, la promesa de estas riquezas atrae a numerosas tripulaciones que, cual modernos piratas, esperan a que las burbujas se abran para lanzarse a por el botín. Con estos mimbres, Reynolds teje una historia que tiene un decidido aire de aventura clásica a lo La isla del tesoro, pero que se complementa a las mil maravillas con lo que es sin duda el punto fuerte del autor: la descripción de naves, artefactos y tecnologías que harán las delicias de cualquier amante de la buena ciencia ficción. 

Revenger podría ser calificada como novela juvenil y es cierto que tiene muchos de los elementos del género: protagonista jovencita e inexperta, problemas familiares, historia de crecimiento... De hecho, la mayor parte de la historia está movida por las relaciones del personaje principal con su padre y con su hermana. Pero también es verdad que el autor opta por un tono que aúna ese aire naive y el romanticismo de las novelas de Stevenson con un toque más oscuro que le sienta francamente bien al conjunto. De hecho, mi impresión es que Reynolds ha crecido como escritor y ésta es una de sus novelas en las que la prosa está mejor trabajada. 

La trama de la novela no es especialmente compleja y podría tildarse de previsible (e incluso simplona) en algunos momentos. Desde luego, no es ni mucho menos comparable a, por ejemplo, Espacio revelación o Pushing Ice, y podría suponer un pequeño chasco para los lectores más experimentados. Sin embargo, debo decir que, pese a ello, a mí me resulto muy entretenida, con suficientes sorpresas y escenas de acción para mantenerme interesado en la escucha del audiolibro desde el primer capítulo hasta el que más que adecuado final. 

Ligeramente más problemático me parece el tema de los personajes. En su mayor parte, son atractivos y me ha gustado la dinámica que se forma entre las tripulaciones de las naves, con los distintos papeles asignados a cada miembro del equipo. Sin embargo, algunos de ellos resultan excesivamente inocentes y, quizá el principal problema de la novela, la transformación que sufre la protagonista de ingenua hija acostumbrada a una tranquila vida familiar a aguerrida pirata espacial es demasiado busca y no queda del todo justificada. 

En resumen, Revenger es una buena novela de ciencia ficción y aventuras, con un muy interesante worldbuilding, un tono perfectamente conseguido y, sobre todo, muchos momentos de diversión en estado puro. No es lo mejor que ha escrito Reynolds, pero sí que es una novela más que recomendable y que creo que merece la pena si os apetece leer un libro entretenido y con una buena dosis de sentido de la maravilla, sin más pretensiones. Además, aunque la historia es autoconclusiva, tiene elementos más que de sobra para seguir explorando el mismo universo en nuevos relatos y novelas, algo que me gustaría un montón.      

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada