viernes, 30 de septiembre de 2016

Antonio Díaz reseña la ficción corta de Tim Pratt (Parte 1)

Comenzamos hoy la publicación de una serie de artículos de Antonio Díaz que creo que os van a gustar mucho, puesto que están dedicados a la ficción corta de uno de los autores favoritos del blog: Tim Pratt. Espero que lo disfrutéis y estad atentos, que en breve (no pun intended) tendremos otra entrega. 

Banda sonora de la reseña: Sugiero leer esta reseña escuchando Sweet Dreams, de Euryhtmics (Spotify, YouTube). 

Tim Pratt es el autor de la saga de fantasía urbana que con mayor placer devoro: Marla Mason. Leyendo las antologías de Cuentos para Algernon magníficamente seleccionadas y traducidas por Marcheto disfruté de varios relatos de Pratt. Ansioso por catar más ejemplos de la obra corta del autor, encontré finalmente alrededor de medio centenar de relatos, que no sólo son absolutamente gratuitos, sino que pueden disfrutarse en formato audiolibro realizado con cierta profesionalidad. Como la ocasión la pintan calva, me hice con todos ellos y los puse en mi reproductor de podcasts dispuesto a ir escuchándolos uno a uno. Iré escribiendo varios artículos donde comentar estos relatos, cuya calidad media es bastante alta (y entre los cuales se encuentras algunas joyas).

La mayoría de los relatos rondan entre los 20 y los 45 minutos (incluyendo algunos minutos de los diferentes editores y presentadores de los podcasts que los produjeron). Los más cortos son Incubus y Uchronia (con una duración inferior a los cuatro minutos cada uno) y los más largos rondan la hora.

En 2002 Pratt escribió Little Gods, una estremecedora historia de pérdida y realismo mágico que me afectó profundamente. Fue el primer relato que escuché y, aunque la calidad es altísima (tanto en la narración como en el texto), fue un comienzo un tanto triste. Ese mismo año publicó otro relato desde un punto de vista más cercano a la locura, Bone Sigh, sobre un hombre que se autoinflinge heridas en la pierna buscando dibujar en su carne la cara de dios.

Al año siguiente, Pratt escribe Captain Fantasy and the Secret Masters, cambiando el género del realismo mágico del primero y el terror del segundo a la fantasía superheroica y el humor. Este es uno de los audios más largos con casi 45 minutos, pero disfruté cada segundo. El mundo superheroico que Pratt traza tiene una riqueza y profundidad sorprendente con tan sólo unas pinceladas. Es uno de mis relatos favoritos, por su historia profunda, extraña y divertida. Subyace una crítica dura contra el comics code y las convenciones de la Edad de Oro de los superhéroes.

Ya en 2004, se publica Life in Stone, una historia ambientada en el universo de Marla Mason, pero con uno de sus villanos como protagonista. Ha sido recopilada en español en Hic Sunt Dracones, la antología de Fata Libelli, como Vida petrificada. En el relato, Mr Zealand ha sido contratado para buscar una piedra que contiene la esencia mágica de un poderoso hechicero. Sin embargo, como en toda la obra de Pratt, nada es lo que parece. Muy recomendable y con unas reflexiones bastante agudas sobre la inmortalidad.

Un año más tarde, Pratt cambia de tercio una vez más y publica una historia totalmente de ciencia ficción: Lachrymose and the Golden Egg. En el futuro, unos pocos humanos tienen una sangre con capacidades curativas, aunque eso irónicamente les reduce la esperanza de vida de forma drástica. Como consecuencia, muchos de ellos huyen del mundo real y se sumergen en una simulación informática virtual. Un tema un tanto trillado (aunque no en 2005), pero los inteligentes diálogos de Pratt salvan el relato. Publicó el mismo año otro relato, Bottom Feeding, en el que Pratt escribe sobre la tristeza y la pérdida una vez más, pero enfocándose en el proceso de aceptación y superación. Traducido como Pez limpiafondos en Hic Sunt Dracones, este cuento establece una metáfora sobre la resistencia a superar la pérdida de un ser querido y un pez misterioso. Me recordó a lo mejorcito de Neil Gaiman.

Con Robots and Falling Hearts, Pratt vuelve a la ciencia ficción en un mundo donde los robots y otros seres mecánicos han empezado a aparecer para sorpresa, molestia e indignación de los humanos. No fue para nada lo que esperaba y, aunque me gustó la parte intermedia y la idea central me pareció muy fresca, el final me decepcionó un tanto. Prescindible.

Impossible Dreams, escrito en el 2006, es posiblemente el relato más famoso de Tim Pratt. Sin embargo, aunque me pareció bastante bueno, no es ni de lejos el que más me ha gustado. También compilado en Hic Sunt Dracones como Sueños imposibles, trata sobre un fan irredento del cine que se encuentra repentinamente con un videoclub con una selección de películas de lo más inusual. El humor de Pratt está muy presente en el relato, al igual que su realismo mágico, pero lo que me sorprendió fue su profundo conocimiento sobre la historia del cine.

Cup and Table, una vez más en el ebook de Fata Libelli traducido como La copa y la Mesa, me dejó un sabor agridulce. La historia no me resultó especialmente interesante (la enésima versión sobre los mitos artúricos, en este caso sobre la búsqueda del Grial), pero la selección de personajes, muy en la línea de su saga de fantasía urbana, me resultó muy original y hubiera deseado que se explorara más en otras historias. En Komodo, Pratt escribe una historia con cierto erotismo en la que rompe varios tabúes sobre la magia y el sexo. Centra la historia alrededor de la “pornomancia”, una disciplina en la que el adepto logra acumular poder mediante el sexo. Este relato, probablemente ambientado en el mundo de Marla Mason (aunque no se indica explícitamente), está bien traído y refleja muy bien el estilo de las novelas.

Restless in my Hand es, indudablemente, uno de mis relatos favoritos. Pratt explora el camino del héroe centrándose en un paso muy obviado, el “rechazo a la llamada”. Dada la oportunidad, ¿quién se negaría a ser un héroe? También en 2007 sale Artifice & Intelligence, otro de mis favoritos. En la búsqueda de crear inteligencia artificial un joven cruza la última barrera e invoca a un fantasma para que se introduzca dentro de un ordenador. La absoluta imprevisibilidad de lo que pasa a continuación me dejó clavado en el sitio, dando lugar a una historia fascinante y con unos personajes perfectamente delimitados. Sin embargo, como en ocasiones le pasa a este autor, el final se me antojó un tanto precipitado.

The Dude Who Collected Lovecraft trata sobre un tema en el que no estoy demasiado interesado: los Mitos de Cthulhu. Además, el lector afectaba la voz con un acento sureño que, aunque apropiado, convirtió la escucha en algo muy laborioso. Sin ser malo, lo único que puedo resaltar es el inteligente giro que tiene.

En 2009 se publica Origin Story, otro de mis favoritos. En él, Pratt acomete la tarea de repasar todas las edades de los superhéroes punto por punto de una manera inteligentísima. Narrado por completo en primera persona pero relatando la historia de un superhéroe muy famoso, The Aerialist, Pratt nos obsequia con una prosa muy compacta, una gran cantidad de detalles y una imaginación absolutamente desbordante.

Hasta aquí reseñamos hoy. Como decía en el encabezamiento, muchos estos relatos pueden encontrarse gratis en audio (y estos y otros también en prosa) en la web de Tim Pratt. La mayoría han sido producidos por los podcasts Pseudopod (que trata terror), Escapepod (ciencia ficción), Podcastle (fantasía) y Drabblecast (fantasía weird y terror). Si alguno se anima con la obra corta de Pratt o tiene alguna opinión sobre los relatos reseñados, que no dude en comentarlo.

4 comentarios:

  1. Hola :) el año pasado leí Hic Sunt Dracones y me alucino, pero claro, como no leía en inglés ni tenía el Kindle, no disfrute de más relatos del gran Tim Pratt. Reconozco y sin animo de vergüenza que esa antología fue la que me devolvio la fe en la ficción corta, por que me había llevado un par de patadas hace años con un par de antologías que no había disfrutado nada. Pero bueno, hace un par de semanas que ya tengo el maravilloso Kindle y tengo un buen acopio de relatos, pero me llevo otros tantos de Tim Pratt de aquí. Captain Fantasy and the Secret Masters creo que me va a encantar, o al menos tiene todos los ingredientes. Lachrymose and the Golden Egg suena muy bien con ese punto de ciencia ficción. Y bueno también me apunto Restless in my Hand, Origin Story y Artifice & Intelligence, que para eso han sido de tus favoritos. Un abrazo y os voy comentando, que voy a empezar una sección de ficción corta también^^

    ResponderEliminar
  2. Tienes buen material ahí :) ¡Ganas de ver esa sección de ficción corta!

    ResponderEliminar
  3. Vete tomando nota que seguiremos comentando el resto de la ficción corta en audio de Pratt (aunque casi todos se pueden encontrar también en papel, particularmente los que has mencionado). ¡Suerte con esa sección de ficción corta!

    ResponderEliminar
  4. Por favor, por favor, por favor, más ficción corta.
    Sé que justamente en este blog se la trata muy bien, pero para mí nunca será suficiente.
    Gracias!!

    ResponderEliminar