jueves, 2 de julio de 2015

Time Salvager, de Wesley Chu

Banda sonora de la reseña: Sugiero leer esta reseña escuchando No Sacrifice, No Victory, compuesta por Steve Jablonsky para la banda sonora de la película Transformers (Spotify, YouTube).

Incluso antes de la publicación de Time Salvager, la nueva novela de Wesley Chu, ya se ha anunciado que será adaptada como película bajo la dirección de Michael Bay. Yo no suelo ver películas y normalmente lo de las adaptaciones es un tema que no me interesa, y desde luego nunca había pensado en abrir en un reseña hablando de ese tipo de cuestión, pero en este caso que define claramente el tipo de libro escrito por Chu.

Y es que Time Salvager es exactamente la case de novela que uno se imagina fácilmente como convertida en un éxito de taquilla. Tiene un elemento de ciencia ficción que es bien conocido y aceptado por el gran público (los viajes en el tiempo), bastante acción, protagonistas heroicos, antagonistas muy claros y una trama directa. En este sentido, Chu ha optado por mantener las cosas simples, evitando los típicos elementos de las historias de viajes temporales. Leyendo Time Salvager no vais a tener que recordar un bazillón de pasados alternativos o temer que un personaje acabe matando a su propio abuelo. Tampoco vais a encontrar bucles temporales cerrados o paradojas irresolubles. 

Sim embargo, lo que sí ha hecho Chu es incluir algunos elementos interesantes provenientes de otros géneros, varios de los cuales no son muy habituales en las historias de viajes en el tiempo. En el primer tercio del libro se nos presenta a los chronmen y su trabajo. Constituyen una especie de policía temporal, pero con un giro: su misión principal no es sólo evitar cambios en la Historia conocida, sino también rescatar objetos perdidos en desastres del pasado, para ayudar a mitigar la terrible situación del Sistema Solar del Siglo XXVI. 

Así, en Time Salvager el lector se encuentra no sólo con viajes temporales, sino también con un poco de distopía e incluso algunos trazos de space opera. Ése es el aspecto que más ha gustado de la novela: el worldbuilding es muy interesante y Chu va dando algunas pistas de lo más intrigantes sobre la Historia de la humanidad del Siglo XXI en adelante. Las Gas Wars, el Core Conflict, las AI Wars, el enfrentamiento entre Technology Isolationists y Neptune Divinity, la sociedad estrictamente controladora del Siglo XXIV... Cosas de las que me hubiera gustado mucho poder leer más (¿quizá en una novela futura?). 

Otro aspecto que me gustó mucho pero en el que Chu no se centró demasiado es la idea las Leyes Temporales: esas reglas que los chronmen tienen que obedecer en todo momento y cuya violación es castigada con la mayor de las severidades. Hay algunos paralelismos entre Time Salvager y El fin de la Eternidad, la clásica novela de viajes en el tiempo de Asimov, y explorar con más detalle esas Leyes Temporales habría sido una forma muy interesante de homenajear las Tres Leyes de la Robótica. Pero, por desgracia, Chu evita las discusiones técnicas casi todo el tiempo (si me permitís el mal chiste):
“How did you do it, anyway? How is time traveling possible?” 

James shrugged. “I have no idea.” 

Elise was flabbergasted. “Wait, what do you mean, you don’t know? 

You’re a time traveler. That’s what you do. 

“I’m a user, not a builder. I fly the collie. I have no idea how that engine works.” He held up his arm. “I use these bands. I could care less what makes the exo power up or how the rad band protects me from radiation. Time traveling is the same way. There are people who build the technology and there are those, like me, who use it. There are not enough lifetimes for a person to know both.”
También me gustó el conflicto del protagonista principal y cómo le conduce de forma natural a cierto evento que hace que todo se ponga patas arriba. Desde ese momento, sin embargo, la historia se convierte en algo mucho más convencional y, para mí, pierde bastante interés. Los giros se vuelven más predecibles, los agujeros de la trama (que ya existían) se vuelven más molestos y el final no es demasiado satisfactorio.

No me malinterpretéis. No digo que Time Salvager sea una mala novela o que no recomiende leerla. Bastante al contrario, de hecho. Pienso que puede ser un libro muy adecuado para llegar a la playa este verano. No puedo evitar, sin embargo, sentirme un poco decepcionado al ver que la novela no cumple el potencial que tenía en su primer tercio. Va a ser una buena película, pero de un libro me espero algo más.  

(You can also read this review in English/También puedes leer esta reseña en inglés)   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada